miércoles, 1 de octubre de 2008


No hace falta saber el nombre de la calle para saber que estás en ella.
.
Lisboa, Diciembre 2007. .... Nº 9.
.
(Sí, era la Rua da Assunção en la Baixa de Lisboa, una maravillosa tienda de ropa vintage que se llama A Outra Face da Lua. Cuando voy, siempre compro algo. Una pena que no pueda comprar el maniquí.)
Este se lo dedico a: Chari.

7 comentarios:

hebe dijo...

pues yo no se el nombre, sere tonta, jeje no lo sem,
y el maniqui ese ,, parece enfadado , verdad ?
, me gusta la virgen de la esttrella
besitos

Pau dijo...

.. y justamente hay una calle muy cerca de la mía que se llama Virgen de la Estrella. :)

Unos zarcillos pa mi luna : dijo...

Hice un viaje a la infancia... por su semejanza a un modelazo de los de verdad, me he inventado que igual lo hicieron fundiendo a uno de carne y hueso en un supermolde para PVC...en fin, paranoias, que me he acordao de la película "terror en el museo de cera" que desde chica me impresionó...

Un beso tieso como el de tus maniquíes.

R.

Anónimo dijo...

:-)

Rua Asunçao!!

Muchas gracias, Pau, por dedicarme este post !!

No me lo puedo creer, te estaba escribiendo un mensaje muuuy largo y se me ha colgado el ordenador...

Tengo ahora que marcharme, ya te cuento en otro mensaje, pero quiero que sepas que, aunque no escribo a menudo, estoy contigo, con tus preocupaciones, ilusiones, nuestras locuras,...

Espero que todo vaya pronto muy bien con tu madre y que nos tomemos ya mismo otras cervecitas juntas.

Miles de besos.
Te quiero...
Chari.

Anónimo dijo...

Hola de nuevo, Pau:

No entraba en tus blogs desde que nos vimos la última vez (como siempre, no paro...) y hoy algo me decía que tenía que entrar. Y me he encontrado con la sorpresa del maniquí de la puerta de la tienda retro!! Gracias!!

Sí, algo me decía que hoy tenía que entrar (aunque yo no lo sabía). El día de hoy bien merecería un post de mi blog, que no tengo, así que lo posteo aquí. El día comenzó extraño. A las 6 de la mañana me despertó mi colchón meneándome el culo (perdón). Sí, fue literalmente así. Ya despierta, sentí de nuevo mi nalga derecha movida por mi colchón movido... por un terremoto!! Sí, Pau, otro terremoto... Luego el día trascurría bien, pero a mediodía me dio un coche por detrás y una de mis sobrinas tiene un latigazo cervical. Un susto!! Y con todo el lío se me pierde el mando del garaje. Luego te estaba escribiendo un mensaje largo y se me cuelga el ordenador. Menos mal que mi clase de canto ha sido muy especial, con sorpresa y todo (mi amiga Michelle estaba cuando llegué y cantamos a dúo). Luego cervecita y tapitas en el Patio de San Eloy mientras daban la 22 horas para ver un espectáculo de flamenco y cuando llego, estaba terminando !! Se había adelantado. Menos mal que íba invitada... Bueno, ya no han pasado hoy más cosas. Ya te cuento mis líos de estas últimas semanas :-)
COmo primicia, el domingo tendré mi primer ensayo con el nuevo músico, un chico griego que toca el laúd árabe. Ya te cuento cómo suena.

Te dejo, mi niña, que tengo clase mañana. Estamos en contacto y mucha mucha energía para ese invierno que te ha llegado un poquito pronto.

Un beso muy fuerte y nos vemos prontito.

Y, por favor, no dejes de postear en ninguno de los blogs. Me encnata leerte. Prometo entrar a menudo

Otro besito.
Chari.

Chari.

Anónimo dijo...

Hola, Pau!!

Geniales el hombre parabólico y la frase que lo describe!! ¿Sabes? Yo he estado estudiando mucho tiempo los problemas parabólicos, siendo más precisa, los problemas sobre sistemas parabólicos de ecuaciones (suena raro, ¿verdad?). Pero no quiero ser más mujer satélite de ningún otro chico... :-)

Miles de besos,
Chari.

Pau dijo...

Jajajajaja, genial Chari!