jueves, 4 de marzo de 2010


Han roto mi escaparate-caparazón-corazón.
.
Lisboa, Marzo 1991. ....Nº 267.
.
Por lo menos mis cejas salieron intactas.
.
(Antes de ayer, rebuscando por motivos nostálgicos-organizadores entre mis antiguas colecciones de maniquíes, di con esta pequeña joya de foto, da la que ni me acordaba. El proceso para conseguir el escaparate roto era coger un cristal roto y colocarlo encima del papel de positivado debajo de la ampliadora, al proyectar la foto para hacer la copia. 1991. Qué bonitos tiempos de experimentación, frescura y viajes a Lisboa para pillar casas y maniquíes. Un poco como el viaje que voy a hacer ahora (salgo el domingo y me quedo 10 días). Estoy loca de ganas, la verdad que sí.)

8 comentarios:

madroca dijo...

La experimenteción nos ayudó a descubrir caminos y sobretodo a inventarnoslos.
Feliz viaje y hasta muy pronto

Jauroles dijo...

Buen viaje!

Saludos.

Anónimo dijo...

Diverte-te

Carlos

carmensabes dijo...

Qué buena...
disfruta guapa

elena clásica dijo...

Es poética, intensa, llena del arte y del disfrute de la experimentación. Espero que disfrutes como loca en ese viaje y descubras muchos mundos: del de los humanos y del de los maniquíes.
Besazos, hasta pronto.

Pau dijo...

Seguiré los buenos consejos de los cinco, me divertiré, disfrutaré y me meteré en mundos paralelos...
Gracias a todos por los buenos deseos!
Pau

São dijo...

Como estão os manequins lisboetas?
Já "caçou" muitos?
Bj

Pau dijo...

Hmmm... cacei alguns, sim.
É fácil, nao se movem muito!!!
Hehe, hehe....